Como tomar decisiones de financiación e inversión. Paso a paso con ejemplos.

Como tomar decisiones de financiación e inversión. Paso a paso con ejemplos.

Finanzas

En el mundo de la empresa si hay algo claro es que para ganar hay que «apostar».

Si quieres obtener beneficios hay que poner antes los medios, ya sea adquiriendo activos (inversión) o incurriendo en los gastos que sean necesarios para desarrollar tu actividad siguiendo las directrices marcadas en tu plan estratégico. 

Disponer de una adecuada estrategia financiera  te permite valorar las opciones y escoger la mejor fórmula para obtener estos recursos al menor coste.

Un excesivo endeudamiento externo puede poner en riesgo la solvencia de la empresa si peligra su capacidad de pago futura y una autofinanciación excesiva puede jugar en contra del crecimiento empresarial al limitar los planes de inversión a los fondos disponibles.

En este post te explico que debes de tener en cuenta a la hora de tomar decisiones de Financiación en tu negocio.

La financiación es el mecanismo que la empresa tiene para aportar fondos que le permitan adquirir o mantener los activos propios. 

La financiación dentro de la empresa se agrupa en tres grandes grupos de menos a más exigibilidad :

  • Fondos propios 
  • Prestamos y Deudas a largo Plazo
  • Prestamos y deudas a corto plazo.

La exigibilidad marca el plazo en que esta deuda debe quedar liquidada. De esta forma  los préstamos y deudas a corto plazo deberían saldarse con fondos líquidos (tesorería) o fácilmente liquidables (deudas de clientes o inversiones a corto plazo de la empresa) y los fos fondos propios y prestamos a largo plazo deberían emplearse en su mayor parte a financiar activos fijos con una liquidez menor.

La financiación puede utilizar para hacer frente pagos corrientes de la actividad (financiación del circulante)  o para realizar inversiones a largo plazo ya sean especulativas y operativas.

En cualquier caso, siempre deberás intentar respetar en tus decisiones de financiación,  el optimo equilibrio financiero entre plazo de amortización de la deuda y horizonte de liquidez de la inversión o necesidad.

Que debes tener en cuenta antes de endeudarte

Escoger la mejor fórmula de financiación es un proceso largo que empieza mucho antes de entrar a negociar con el Banco. Y es que antes de endeudarse es preciso saber  el  motivo de la necesidad de fondos y su encaje en la estrategia empresarial.

Analizar el destino de la financiación (inversión o gasto), su viabilidad y su encaje en la estrategia futura de la empresa.

Antes de decidir, es necesario tener claro:

El destino de la financiación:

  • Para que destinamos los fondos y cual es su encaje en la estrategia empresarial.
  • La rentabilidad esperada.
  • El Horizonte temporal.
  • El riesgo de la operación.

Sobre la Financiación:

  • El Plazo de amortización de la deuda.
  • El coste de la financiación.
  • La capacidad de devolución de la deuda.

El Destino de la Financiación: la inversión o el gasto.

Puedes necesitar financiar una INVERSIÓN o simplemente financiar un GASTO CORRIENTE, pero en cualquier caso : ¿es necesario? ¿Es rentable? ¿Es el momento idoneo? ¿Hay otras prioridades?

Empieza por hacerte ciertas preguntas:

¿Necesitas financiar tus pagos corrientes?

¿Cual es el motivo de necesitar financiar estos pagos?

¿Puedo «aliviar» esta necesidad de fondos en el futuro? o dicho de otro modo….¿Puedo hacer «algo» para minimizar o eliminar estos pagos en el futuro?

¿Necesitas asumir nuevas inversiones o gastos?

¿Esta nueva necesidad es un gasto (una nueva linea de teléfono, un nuevo servicio externo) o es una Inversión (una nueva máquina, un coche nuevo)?

¿Es realmente necesario? o dicho de otro modo ¿Está dentro de los planes de crecimiento de mi negocio?

Es muy probable que tras esta reflexión la decisión de inversión cambie.

Una inversión realizada en el momento inadecuado puede poner en riesgo la estrategia financiera de tu empresa.

Cuando se toman decisiones de financiación es especialmente importante considerar no solo el momento actual sino la capacidad futura de devolución de la deuda. 

Un excesivo endeudamiento hoy  puede poner en riesgo la capacidad financiera de tu empresa para afrontar las inversiones necesarias en tu Plan estratégico. Esto es sin duda un grave error, fruto de la falta de Planificación, que puede echar por tierra tus planes de crecimiento futuros.

Por eso es importante que  tengas siempre en mente ante de decidir: 

Cual es la estrategia y planes de crecimiento de la empresa a largo plazo.

Cual es el contexto actual del negocio.

Cual es el contexto externo económico y social.

Cuales son los objetivos a corto plazo y  las necesidades de fondos previstos para cumplir con estos objetivos.

 

La planificación te permite materializar tus planes de crecimiento en unas expectativas de ingresos y en unas necesidades de recursos corrientes (gastos ) o no corrientes (inversiones).

El proceso de Planificación te permitirá saber:

  1. Que flujo de caja operativo o cash flow operativo generarás.
  2. Que flujo de caja de inversión o cash flow de inversión, prevees de acuerdo a tu Plan de Inversiones.
  3. Que flujo de caja de financiación prevees de acuerdo a tu endeudamiento actual y tus necesidades futuras.

Plantear las necesidades futuras o previsión de tesorería, te permitirá conocer cual es tu nivel futuro de financiación.

 

La rentabilidad de la Inversión y el coste de la financiación.

Cualquier decisión de inversión lleva asociada una decisión de financiación.

Es por ello que para validar la inversión además de validar que su rentabilidad esperada es positiva, debemos asegurarnos que esta rentabilidad supera al coste de la financiación.

Incluso en el caso de inversiones que son financiadas con fondos propios, debemos asegurarnos que la rentabilidad de una nueva operación supera el ROE actual o rentabilidad de los fondos propios (lo que ganas con tu dinero invirtiendolo en tu negocio).

 

Debes de estar preparado para dar respuesta a dos preguntas:

  • Que beneficio neto esperas obtener de tu inversión. Cuando y como vas a percibir esta/s renta/s neta/s (ingresos-gastos), y cual es la  rentabilidad final de la operación. 
  • Que alternativas de financiación tienes para esta inversión y que coste tienen estas alternativas.

 

Rentabilidad de la Inversión

Cualquier inversión se realiza con un fin que no es otro que obtener un beneficio esperado en el  futuro, ya sea en el corto o largo plazo.

El beneficio esperado por la inversión puede obtenerse por:

  • El bien en sí (su propia revalorización) . En el caso p.e de una inversión financiera o de una compra de activos para su posterior venta (fines especulativos o de Inversión financiera).
  • Por el uso de este bien y los flujos de caja o rentas que genera. Es el caso de inversiones en el activo operativo del negocio: inmuebles, maquinaria que son utilizados para el desarrollo corriente de la actividad, en este caso el beneficio será el derivado del cash flow generado de la actividad.

El ROA o la rentabilidad de los activos empresariales.

El ROA (return of assets) es la herramienta que utilizamos para valorar si la empresa está obteniendo una rentabilidad adecuada con sus activos. 

Dicho de otro modo, nos dice si estamos ganando lo que se espera según la capacidad que tenemos instalada o no.

Es por tanto, una herramienta de análisis Estratégico global, pero no muy adecuada para decidir sobre  inversiones puntuales con un impacto plurianual.

Como tomar decisiones de financiación e inversión. Paso a paso con ejemplos.

Con esta fórmula medimos la rentabilidad  anual de los activos  como beneficio (antes de cargas) obtenido (gracias a ellos) entre inversión necesaria para la actividad ( activo).

EL ROA nos da la rentabilidad anual esperada por el total de nuestros activos contra los beneficios empresariales.

Veamos un ejemplo…..

La empresa Accionem, a cierre del 31/12 del 2020 tiene unos Activos valorados en 150000€ y un EBIT o beneficio antes de intereses e impuestos de 20000€.

La empresa está obteniendo una rentabilidad  de:

ROA = 20000 € / 150.000 € = 13.3%.

Cara al año próximo la empresa está valorando la automatización y modernización de su planta, la inversión está valorada en 30000€, por lo que sus activos pasarán a ser 180.000 €.

Gracias a ello, la empresa prevee incrementar su capacidad productiva y disminuir sus costes de producto, por lo que espera poder vender más y con más margen.

La empresa estima que su beneficio el año próximo se situará en 30000€.

ROA año 2021 = 30000 /180000 = 16,6%.

Claramente la empresa si ha acertado en sus previsiones incrementará su ROA en el 2021. Aunque en este caso no sepamos si todo «el merito es de la nueva inversión», lo que parece obvio es que la inversión mejora la rentabilidad a corto plazo en un 3,3%, sin embargo: 

¿Es este incremento de rentabilidad perdurable a lo largo de los años?
¿Es este incremento de rentabilidad superior al interés legal del dinero?

El ROI o retorno de la Inversión.

El ROI (return of investment) es la herramienta más utilizada para analizar cualquier inversión. 

El ROI se centra más en medir la inversión especifica y los beneficios directamente imputables a la inversión en sí. 

Como tomar decisiones de financiación e inversión. Paso a paso con ejemplos.

Veamos un ejemplo de Inversión Especulativa.

La empresa Accionem tiene un remanente de caja que desea rentabilizar. Tras analizar diferentes opciones,  decide  apostar por bonos a 2 años  por valor de 30000 €.  COn esta inversión, espera obtener en dos años 10.000€ de beneficio , momento en que venderá los bonos por 40000€.  La operación tiene unos gastos asociados de 1000€ .

ROI = (40.000 – 1000 – 30000) / 30000 = 30%.

Veamos un ejemplo de  gasto corriente.

La empresa Accionem tiene que acometer una campaña de Marketing para la que va a gastar 15000€ en publicidad y promoción. Con esta campaña, espera obtener unas ventas de campaña mínimas de 46000€ y unos gastos directos de 30000.

Beneficio neto = 46000 – 30000 = 16000€

ROI = (16.000 -15.000) / 15000 = 6,6%.

EL problema del ROI o el ROA.

Utilizar el ROA o ROI, puede no ser lo más adecuado para valorar inversiones con rentas generadas durante varios años.

Al no considerar el valor  actual de la renta futura (tasa de descuento) ni el posible efecto de la inflación,   el resultado puede estar claramente distorsionado. Por lo que te aconsejo que las utilices con cautela en plazos superiores al año y que siempre  compares su valor, con las previsiones de tipo de interés o con la rentabilidad futura estimada en tu actividad.

Para analizar la rentabilidad de inversiones en el largo plazo, te aconsejo que utilices el VAN o el TIR  donde si se tienen en cuenta estos efectos.

Como tomar decisiones de financiación e inversión. Paso a paso con ejemplos.

Como tomar decisiones de financiación e inversión. Paso a paso con ejemplos. ¿Quieres saber más sobre como Analizar la rentabilidad de Inversiones? Lee mis post!

El coste de la financiación

Una vez valorada la viabilidad «previa»  de la inversión en sí, es momento de escoger la financiación más adecuada para la operación. 

El coste financiero es el derivado de los intereses de la devolución de la deuda más los gastos financieros imputables a la financiación.

Lo primero que debemos tener claro es que una Inversión no debería ser aprobada en términos económicos sin tener en cuenta el coste de su financiación.

Diferente es que esta inversión sea necesaria, por ser ESTRATÉGICA o imprescindible para la empresa, en cuyo caso deberemos asumir el RIESGO FINANCIERO ASOCIADO.

Un operación de financiación adecuada es la que tiene unos costes inferiores a la rentabilidad esperada de la inversión.

Veamos un ejemplo….

La empresa Accionem ha decidido realizar una inversión en una nueva máquina de 40000€. La empresa piensa que esta nueva máquina le permitirá disminuir sus costes en unos 10000 € año, por un ahorro directo en costes productivos. La vida útil de esta máquina es de 5 años.

La empresa está valorando financiar la compra con un préstamo a 5 años con un interés del 6% anual . 

Ahorro estimado productivo= 10000€ * 5 = 50.000€

Coste amortización = 40000

Beneficio neto esperado = 50000 – 40000 = 10000

ROA =  10000 / 40000 = 25%.

Rendimiento anual = 5% (25% /5)

Coste financiación = 6%

Rendimiento anual < coste financiación anual

Claramente inferior al coste de la financiación por lo que en principio esta operación no sería viable desde el punto de vista financiero con este préstamo.

El horizonte temporal de la Inversión y el Plazo de Devolución de la Deuda.

Siguiendo el principio de equilibrio financiero, debe haber un cierto paralelismo entre la exigibilidad del pasivo y el plazo de amortización de la inversión o activo. 

Las inversiones a largo plazo deben financiarse con Fondos a largo Plazo, ya sean Fondos propios o Prestamos a largo Plazo.

En el ejemplo anterior…..

Si tu empresa invierte en una nueva máquina 40000€ que genera un ahorro esperado de 10000€ año durante 5 años,  no parece lógico que la financies con un préstamo a corto plazo en la que debas devolver los 40000 € al banco en un año.

El plazo de la financiación deberia ser mayor o igual al plazo de la inversión para evitar tensiones de tesorería.

El Riesgo de la Inversión y la Capacidad de Devolución de la deuda

El riesgo de la inversión refleja la incertidumbre sobre las rentas futuras generadas, y por tanto  el riesgo de no tener capacidad suficiente para devolver las deudas contraídas.

En un entorno financiero y puramente especulativo, es habitual que las inversiones con mayor rentabilidad esperada son las que mayor riesgo entrañan.

Pero invertir en activos financieros es algo que debes valorar solo después de atender a las inversiones previstas en tu Plan estratégico. Por otro lado, el riesgo a asumir en cada operación no deberá poner en peligro la solvencia de la empresa.

 

Como tomar decisiones de financiación e inversión. Paso a paso con ejemplos. Es necesario que evalúes  el nivel de riesgo, las rentas futuras esperadas  y la capacidad de devolución de la deuda, antes de invertir y decidir cómo financiar la inversión.

Estos son los puntos que deberás tener en cuenta antes de decidir:

  • El nivel de riesgo de la operación según el  contexto actual y futuro.
  • EL tipo de inversión a realizar y su importancia en la estrategia empresarial.
  • La rentabilidad Futura esperada (ROA) con la Inversión en el mejor y en el peor de los casos.
  • Las expectativas de tipos de interés futuro.
  • El Flujo de caja libre futuro tras atender los compromisos de deuda y dividendos.
  • El nivel de endeudamiento actual y futuro.

Conclusión

Disponer de una buena estrategia financiera te permite tomar las mejores decisiones de inversión y financiación en linea con la estrategia empresarial y los planes de crecimiento de tu negocio. 

SI quieres puedo ayudarte a definir tu estrategia financiera, no dudes en contactarme.

Si te ha gustado mi post no dudes en comentar o compartir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *