¿Que hacer ante una crisis económica? 3 Consejos

¿Que hacer ante una crisis económica? 3 Consejos

Estrategia Management

¿Sabes si está tu empresa preparada para afrontar una crisis económica? Seguramente piensas que no, o incluso prefieres no pensar en ello.

Créeme mirar para otro lado, no soluciona el problema.

Así que si te interesa saber que puedes hace hoy para anticiparte a una situación económica que no será favorable sigue leyendo, porque te voy a dar 4 recomendaciones para que tu negocio se prepare con garantías ante una situación de inestabilidad económica.

Replantea tus previsiones de Crecimiento.

Ello no implica que debas renunciar a tus planes de expansión sino que comprendas y replantees tus planes en el contexto actual.

Hazte esta preguntas:

  • ¿Modifica el contexto actual (bajista) mi plan estratégico actual?
  • ¿Son realistas mis previsiones de venta o por el contrario las debería rebajar?
  • En el nuevo contexto, ¿Tengo margen para la bajada de precios sin poner en riesgo la viabilidad de mi negocio?
  • ¿Están mis costes de adquisición y fabricación en linea con el contexto económico? ¿Están mis precios de compra reflejando el IPC previsto? ¿Es realista el incremento en el coste de fabricación (costes salariales y costes de inversión en maquinaria)?
  • ¿Continúan siendo viables y aconsejables los planes de inversión previstos? ¿Tendré dinero para financiar las inversiones dadas las previsiones de venta actuales o debería acudir a financiación extra?

Revisa tu plan Estratégico, es el mejor momento para hacerlo planteando un nuevo escenario más realista y ajustado al actual (más pesimista) .

Si tu plan económico-financiero se sitúa en números rojos tras revisar los datos de crecimiento, es momento de hacer cambios en tu estrategia.

Quizás estos cambios suponen, replantear tu plan de inversiones o quizás necesitas establecer políticas de contención en gastos corrientes o un mix de ambas.

Incrementa las reservas líquidas

Tener una tesorería saneada, disponiendo de cierta autonomía financiera es algo que debería estar entre los objetivos de cualquier negocio.

La salud financiera comienza con mantener un adecuado nivel de liquidez.

Un endeudamiento bancario elevado a tipos altos implica una elevada carga financiera difícil de sobrellevar en un contexto en que los beneficios se ven afectados por las bajas ventas.

Lo primero es conocer el estado interno de tus finanzas y tu fortaleza financiera para afrontar una crisis con autofinanciación.

Puede ser un buen momento para realizar un diagnóstico financiero si es que no realizas el control financiero de tu negocio de forma habitual, para conocer cual es tu punto de partida y saber así «cuanto puedes arriesgar».

No obstante y sea cual sea tu nivel de solvencia actual, es más que adecuado diseñar ya políticas destinadas a recortar las salidas de efectivo.

Algunas medidas inmediatas pueden ser: posponer las inversiones no relevantes previstas, plantear un consumo más racional y ajustar el volumen de compras al nuevo nivel de actividad.

También podemos conseguir más financiación no bancaria, jugando si es posible con los periodos de pago a los proveedores y cobro de clientes, aunque esto dependerá del «poder de negociación» que tengas en tu negocio con clientes y proveedores.

El exceso de liquidez que esta medidas pueda aportar deberás «invertirlo» en activos financieros y no financieros que aporten liquidez inmediata, seguridad y rentabilidad extra para tu empresa.

Diseña estrategias de crecimiento en tiempos de crisis

Diseña un plan para vender tu producto ante un cliente mucho más precavido, menos dispuesto al consumo y más centrado en el ahorro.

Las estrategias que plantees dependerán mucho de tu tipo de negocio, no es lo mismo, una empresa dedicada al ocio que otra dedicada a la salud o a cubrir una necesidad básica.

Si tu negocio está dentro de aquellos considerados de bienestar : ocio, restauración, belleza, moda y complementos, etc, piensa que tu negocio es uno de los más sensibles a la crisis.

Son considerados por el consumidor cómo «prescindibles», y por tanto son los primeros en los que «recortar» el gasto.

Y aunque tu negocio se centre en vender un bien o servicio a profesionales y empresas, seguro que en mayor o menor medida se verá afectado por una bajada en el consumo.

¿Cómo actuar entonces?.

Reinventarse y adaptarse. Esa es la mejor opción.

Piensa en las nuevas necesidades de tu cliente y en base a ello plantea tu estrategia.

Puede ser útil que te plantees estas preguntas:

  • ¿Mi cliente actual tiene un poder adquisitivo estable o se ve afectado por la crisis? ¿Tiene un alto nivel de ahorro y rentas «aseguradas»? .
  • Si su renta puede bajar o es sensible a un entorno de inestabilidad ¿es mi producto lo suficientemente deseable o necesario para comprarlo?
  • ¿Puedo ofrecer un producto diferente más económico que fuera deseable por mi cliente?
  • ¿Puedo ofrecer descuentos acumulativos sobre mi producto o promociones para incentivar la compra durante un periodo de tiempo amplio para clientes VIP?
  • ¿Sería viable vender mi producto en otras zonas o mercados para generar mas ventas? ¿Es viable esta opción desde el punto de vista económico-financiero?

Conclusión

Sobrevivir a un periodo bajista va a depender de tu capacidad de adaptación.

Tu versatilidad y ingenio son más que nunca factores clave,  para encontrar oportunidades dónde otros solo ven riesgos, amenazas e incertidumbre.

Recuerda, ser flexible y casi camaleónico, es el secreto para conseguir que tu organización sobreviva a una crisis en las mejores condiciones posibles.

2 comentarios sobre «¿Que hacer ante una crisis económica? 3 Consejos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *