Aprender a emprender

Aprender a emprender

Si has decidido o te estás planteando dar un cambio a tu vida, y la idea de emprender te atrae, enhorabuena porque ya has dado el primer paso.

Emprender empieza desde ti, desde el cambio de tu actitud ante la vida, tu percepción del entorno y la formación poco a poco de tus intereses , de tu idea de negocio.

Si te interesa dar un empujón a tu idea, comienza con los tres pasos indispensables por los que debes pasar para desarrollar tu mentalidad emprendedora y poner los cimientos de tu plan de empredimiento con garantías de éxito.

Comprometerse con el cambio

Dicen que el emprendedor nace y no se hace. Lo siento pero no estoy de acuerdo.

Todo en esta vida necesita una preparación, quizás unos necesitan más preparación y otros menos, pero lo importante al final es tener claro dónde quieres llegar y no abandonar tu objetivo, y sobretodo actuar en consonancia a él.

Avanzar, cada día y cada microsegundo , hasta llegar a tu meta.

Ese es el verdadero secreto del éxito: la constancia.

Porque Nada va a pasar si tu no haces algo para que pase . Y esta es una máxima que debe guiar tu vida.

Dicho de otro modo, si quieres conseguir algo debes ser capaz de salir de tu zona de confort y luchar por lo que quieres.

Y sí, se lo que está pensando….¿pero cómo? No puedo…no tengo tiempo…. No sirvo.

Esto son excusas de mal perdedor, lo siento pero es así.

Simplemente  hay que aprender a Emprender.

Esto es la clave que va a marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso, Y esto es mucho, mucho antes del Plan de negocio ;  porque antes  del negocio, está la persona que hay detrás.

Por lo tanto primer paso:

Estar convencido de lo que quieres y auto comprometerte con el cambio.

Desarrolla tu Mentalidad emprendedora

Preparar tu mente para emprender, es el segundo paso de tu camino hacia una nueva manera de entender la vida.

No te estoy diciendo que tengas que renunciar a tu trabajo, NO . A menos que sea una necesidad imperiosa y que veas que ” te lo puedes permitir”.

Es más, lo más razonable es que mantengas al menos al principio una fuente de ingresos segura. Ya tendrás tiempo más adelante de “arriesgar”, e ir a por todas.

Eso sí, ten en cuenta que, la dedicación que tengas a tu proyecto, marcará la rapidez en la que puedas ejecutar tu plan y conseguir tus objetivos , está claro.

Preparar tu mente implica cambiar dos cosas básicas:

  • La percepción que tienes de ti.
  • La percepción que tienes del mundo que te rodea.

Comienza por ti .

Cambiar el chip

Pues sí, este es el primer paso en cualquier proceso de cambio; creer en ti.

Si no crees en ti, no esperes que otros lo hagan. Clic para tuitear

Trabajar la autoestima, la confianza , el autocontrol son indispensables. Sentir que el control de tu destino es tuyo y de nadie más. Aprender a confiar en ti , en tus posibilidades y creerte que SÍ PUEDES.

En definitiva, sentirte fuerte y poderoso para afrontar todo lo que se venga.

Yo siempre digo “tú tienes que ser tu principal Fan “.

NURIA G.

Igual puedes saltarte este paso o recortarlo, pero créeme por experiencia cuanto mejor preparado estés psicológicamente mucho mejor.

Lanzarte a la aventura de navegar por los mares tu solo, jugándote tu tiempo, tu dinero , sacrificando tu vida personal, no es trago fácil. Y desde luego , no es algo que puedas conseguir sino estás altamente mentalizado y preparado para ello.

Cual es el objetivo de esta fase?

Autogestión de tu día a día y autoregulación de tus emociones.

¿Por donde empezar?

Por cultivar tu mente y tu cuerpo.

Parece Utópico …pero es real!

Una mente y un cuerpo entrenado y activo, son el punto de partida óptimo para afrontar con éxito los retos que te propongas. Estar “sano” te hace sentirte bien , y esto es básico para lograr el autocontrol y la confianza en ti mismo.

Algunas recomendaciones.

Aunque cada uno puede seguir el camino que quiera para cultivar su cuerpo y mente, aquí te dejo algunas recomendaciones que te van a ayudar en esta etapa.

Todas ellas te van a servir para ser más autosuficiente , creer más en ti, abrir tu mente hacia otras realidades y sentirte más fuerte y poderoso.

  • Lee y inspírate
    • Casos de éxito de emprendedores.
    • Libros de autoayuda.
    • Libros de motivación….etc
  • Practica deporte regularmente
    • Fíjate una rutina fácil mejor 10 minutos que dos horas pero que sea algo que puedas cumplir cada día.
    • Si te sientes bien por fuera, te sientes mejor por dentro.
  • Medita y toma consciencia de quien eres
    • Mindfullness es muy recomendable (te lo digo por experiencia).
    • Yoga.
    • Meditación.
    • O Simplemente aprender a relajarte.
  • Superación.
    • Lleva una libreta donde apuntes tu propósito del día: que quieres evitar y que quieres conseguir. Sólo una a lo sumo dos cosas.
    • Revisa al final del día si lo has cumplido.
    • Apunta lo que has aprendido y donde mejorar.
  • Autocontrol
    • Comienza a llevar una agenda donde planifiques tus acciones diarias. (las relevantes claro)
    • Revisa al final del día si lo has cumplido o no, y analiza por qué.

Desarrolla tu curiosidad

Abrirse al mundo

Mantener una mentalidad abierta te permitirá convertirte en observador receptivo a nuevos inputs.

La creatividad te permitirá innovar , y adaptar lo que has observado, versionándolo, mejorándolo o incluso creando algo nuevo.

Estas dos cualidades son necesarias en cualquier emprendedor.

Trabajar en ello, manteniendo un estado casi permanente de Alerta, te permitirá aprovechar mejor nuevas oportunidades de negocio, de intercambio o aprendizaje.

Cual es el objetivo de esta fase?

Aprender a Observar, escuchar y identificar oportunidades.

En resumen, se trata de educar tu mente, y sobre todo tu actitud para pasar de sujeto pasivo a activo.

Consciente de la importancia de la su entorno , abierto a explorar nuevas vías de formación, comunicación e intercambio.

Algunas recomendaciones.

  • Cultiva la mente : Aprende cada día algo y apunta lo que has aprendido.
  • Escucha activa: Se curioso, observa tu entorno y escucha con atención .
  • Comparte: participa en encuentros de gente que te aporte . Gana en confianza ,pasa de escucha activa a participación activa. Puedes empezar uniéndote a un grupo de mastermind, encuentros de networking, seminarios, etc.

Encontrar el foco

Tercer y último paso previo antes de desarrollar tu plan de emprendimiento.

A estas alturas, te sientes ya liberado de los “topismos” de lo estándar, y te sientes dueño de tu vida…Es momento de dar un paso más.

Es hora de empezar a plantearte que quieres ser y dónde quieres llegar.

El mundo está lleno de oportunidades de negocio, sólo hay que saber escuchar y observar y encontrar el encuadre perfecto entre lo que tu quieres y lo que quieren tus futuros clientes.

Hay dos posibles vías para encontrar el foco:

  1. Desde la razón: Investiga el mercado y detecta oportunidades de negocio. Primero buscamos el mercado y encontramos el negocio.
  2. Desde el corazón: Investiga tus habilidades y pasiones e investiga si hay mercado para ello. Primero buscamos el negocio y después investigamos si hay “hueco” en el mercado.

Sea como sea tiene que haber un encaje entre negocio y mercado está claro.

Mi consejo, no obstante es que te centres en algo que realmente te apasione, porque por mucho mercado que haya de “frutero” sino te gusta la “fruta” vas a abandonar al poco.

Así que vamos a definir primero tu meta, y a sondear el mercado después el mercado potencial .

Define tu proyecto

Seguro que ya has empezado desde mucho antes a pensar en que te gusta hacer y que no.

Pero no te engañes, no confundas un sueño o un deseo con un objetivo.

Puedes querer “Ser rico y no trabajar nunca más”, y no digo que no sea perfectamente respetable. De hecho si hacemos una encuesta seguro que seria la respuesta de muchos., aunque estarás de acuerdo conmigo en que es demasiado abstracto, y resultad difícil de cuantificar y concretar acciones que te acerquen a tu deseo.

Aquí van tres pasos a seguir para encontrar tu Misión, tu destino profesional y personal:

¿Tu misión es relevante para ti?.

Comienza  indagando en lo que te apasiona, porque esto seguro que es relevante para ti y empieza separando  lo que es importante para ti de lo que es deseable pero no importante.

¿Como lo distingues del resto ?

Identificando todo aquello, en lo que estarías horas y horas sin mirar el reloj. Algo con  lo que podrías renunciar incluso a parte de tu vida social o familiar.

No te estoy diciendo que te vuelvas un esclavo, no. Pero hay que ser realista, y al menos al principio, vas a tener que hacer renuncias y cuanto antes asumas esto mejor.

SI te vas a “sacrificar” , entonces  mejor que sea haciendo algo que te gusta ¿No?

SI luego te cuesta menos esfuerzo que el previsto, pues muchísimo mejor, pero sino estarás preparado psicológicamente para lo peor.

¿Tu objetivo es realizable?

Pensar a lo grande está bien, indagar en tus pasiones perfecto. Pero atención, mantén los pies en el suelo puede resultarte motivador ser astronauta (y quizás lo consigas, siempre he pensado que los limites los pones tu), pero el camino puede ser muy duro y largo.

MI consejo entonces, es objetivos realizables y asumibles . No te pido que renuncies a tus sueños, solo que seas consciente de su dificultad.

¿Puedes concretar tu idea de proyecto en un producto o servicio?

Convierte tus pasiones , tus gustos y lo que te atrae en un producto o servicio específico .

Por ponerte un ejemplo si te gusta viajar, piensa en ser p.e. asesor de viajes.

Consejo

Haz una lista sobre tus “posibles proyectos” según los tres pasos, anteriores ordénala de mayor a menor preferencia, y quédate con las dos primeras.

La primera será la “elegida”. La segunda la necesaria “Opción B”, es lo que yo llamo plan de contingencia por si la primera “fallara”.

Analiza el mercado

Imaginemos que has llegado hasta aquí siguiendo mis consejos….

Felicidades porque lo más difícil de tu preparación ya lo tienes ganado.

Pero antes de continuar y liarte la “manta a la cabeza”, vamos a ver si ese foco que has creado , esa idea ya concretada en una meta, tiene salida .¿no te parece?

Mejor dar marcha atrás ahora, y ir a la Opción B o a la C de tus prioridades, o incluso replantearte tu estrategia de emprendimiento, cambiando el orden por ejemplo: sondeando primero negocios con potencial y escogiendo después.

Mejor ahora que lo que hemos “caminado” nos sirve para todo ¿no?.

Pues bien, es hora de ver si nuestra misión se alinea con lo que el mercado necesita.

Es momento de trabajar tu estudio de mercado.

Algunas recomendaciones

No vamos a hablar como se hace un extenso estudio de mercado. No en esta fase, pero si tenemos que saber si nuestro futuro negocio tiene cabida en el mercado. SI hay espacio para un competidor más o si estamos cubriendo una necesidad real.

Aquí van algunas recomendaciones :

  • Investiga a tus competidores. Quienes son, que ofrecen, cual es su valor añadido, que servicio dan , cual es su factor diferencial, cuales son sus precios.
  • Indaga sobre tus clientes potenciales: encuentra tu cliente ideal y defínelo, conoce que quiere, que tiene y que le falta, mira si tu puedes cubrir sus necesidades.
  • Investiga sus productos en profundidad, revisa sus productos y mira si los tuyos son similares o cabría algun tipo de diferenciación.

Con todas esta información trabaja una base de datos lo más completa posible, y intenta posicionarte.

Sabes las fortalezas de tus competidores (igual desconoces sus debilidades) pero también conoces tus fortalezas y debilidades, compáralas.

Por otro lado, conoces las oportunidades que tiene el mercado y también las amenazas que representa.

Pon todo en la balanza y decide.

No te desanimes si ves mucha competencia, es normal.

Siempre hay soluciones: Un mercado saturado no tiene porque ser malo siempre que sepas explotar tus ventajas competitivas.

Conclusiones

Cualquier persona que esté dispuesta puede emprender un negocio.

El emprendimiento es una actitud no una cualidad del ser humano. Lo que vas a necesitar, si o si para empezar es auto comprometerte con tu proyecto, y estar preparado psicologicamente para tolerar el fracaso aunque seas temporal en tu proyecto.

Todos pasamos en un momento u otro por la montaña rusa de las emociones , la cuestión es coger impulso en la bajada , para subir con fuerza en la subida.

Dedicar el tiempo suficiente a prepararte para asumirlo es vital para el éxito de tu proyecto.

Si te ha gustado este post no dudes en compartir o comentar.

Compartir en las Redes
Aprender a emprender
email
Aprender a emprender
Facebook
Aprender a emprender
Twitter
Aprender a emprender
Linkedin

2 comentarios en «Aprender a emprender»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *